20 octubre, 2020

ManicomioXtremo

Donde los frikis se vuelven locos.

Sobre el tiempo, la realidad y el juicio.

Xaire Maniacos soy A.X. el Filósofo y esto es ManicomioXtremo. Este es el segundo escrito de lo que está siendo una serie de reflexiones alrededor de la epistemología.

Xaire Maniacos soy A.X. el Filósofo y esto es ManicomioXtremo. Este es el segundo escrito de lo que está siendo una serie de reflexiones alrededor de la epistemología.

Antes de entrar de lleno al tema del problema del juicio, es decir esa parte del discernimiento que te hace distinguir un conocimiento de una mera creencia me gustaría hacer primero un vinculo entre otras dos publicaciones ¿Es el conocimiento una creencia verdadera justificada? y ¿Qué es la realidad?

Durante el segundo texto planteamos la pregunta sobre lo que es la realidad e hicimos una referencia a los problemas de Gettier, hoy les daré algunos ejemplos de cómo la realidad es convencional antes de entrar de lleno con el problema del juicio, mismo que quizá abordaremos en otros 2 o 3 escritos más.

La naturaleza dual de la realidad como convencional y particular.

Comenzaremos por un ejemplo de lo convencional y lo particular con una de mis escenas favoritas de una película de Jim Carrey llamado en latinoamérica “Mentiroso, mentiroso”.

Mentiroso, mentiroso 1997 Universal Studios, Imagine Entertainment

“Greta- Señor Reed hace varios años una amiga encontró un ladrón en el techo, el ladrón se cayó por el domo de la cocina y aterrizó sobre un cuchillo de carnicero, se hirió la pierna y demandó a mi amiga ¡Demandó a mi amiga! y por tipos como usted ganó; ella tuvo que pagarle al ladrón seis mil dólares. ¡Dígame! ¿eso es justicia? 

Reed- Yo hubiera conseguido diez..”

Para la justicia en varios lados del mundo lo importante no son los hechos sino lo que puedes probar, y la cosa es que según la causalidad de Hume (Sintetizando) todas las cosas tienen su causa u origen en otras. Sí lo pensamos un momento podemos ver que podemos fácilmente a absurdos e infinitos interminables (parecido al problema con el juicio y su autorregulación).

Los eventos aislados en este ejemplo de “Mentiroso mentiroso” nos haría tener que probar que el ladrón en primer lugar la intención de este era robar, la justificación en una corte harían una argumentación creíble que comparada con los hechos no tiene porque en realidad haber ocurrido, pero debe ser lo suficientemente razonable para dar un veredicto a favor del demandante. 

Lo cierto es que según la lógica argumentativa no habría manera de comprobar que este estaba tratando de robar dado que el accidente le impidió hacerlo; por lo tanto el hecho es que el sujeto cayó en un cuchillo debido a lo endeble del techo hiriéndose la pierna, las intenciones de su estancia ahí son irrelevantes y especulativas ya que él en realidad no amenazó con un arma a la amiga de Greta. Un abogado ágil argumentaría que un sujeto intentaba matarlo y él se vió en la necesidad de escapar por el techo.(sólo como un ejemplo) y debido a que no se puede especular ya que, esto haría inculpar al sujeto, y con una interminable cadena de “injusticias” contra el demandante. 

Ahora bien esta realidad inventada por el ladrón y su abogado se centraría en los hechos y no en lo que se infiere a través de los hechos, razón misma para hacer perder el juicio a la señora. 

La convención del jurado sería entonces la realidad y no lo que nos dice Greta que pasó. 

Como comentaba en la nota la realidad está en la representación que se tiene del mundo y que además está compartida por otros. 

Cada una de las partes armaría la historia a manera de que sus propias representaciones reconstruyeran los hechos de la manera más creíble, al no contar con el factor inferencia la representación de la amiga de Greta sería descartada por el jurado abrazando así la versión del criminal. Ergo la realidad es la voluntad de mi representación en conjunto con la validación de un grupo que comparta esos dos factores.

El tiempo y la realidad

Puesto que ya establecimos que la realidad es convencional explicaré a continuación como funciona el tiempo. En la nota ¿Qué es la realidad? comentamos que el mundo(la realidad) es la voluntad de mi representación, es decir que adquiero a través de los sentidos las sensaciones que generan un mundo en mi cabeza, y que además este es único. También establecimos que para confirmar que algo es real, varias representaciones deben coincidir. 

El ejemplo de Greta nos ayuda a entender la función de la realidad y la convencionalidad en interacción directa, es decir podemos ver con claridad cómo funciona la reconstrucción de la realidad.

Con referencia al tiempo pasa algo semejante, la abstracción del tiempo se debe a una serie de procesos que nuestro cerebro tiende a ordenar, a esto llamamos “razón lógica”. San Agustín de Hipona plantea que el tiempo es incognoscible por sí misma, de manera que establece tres reglas para los estados temporales:

San Agustín / Philippe de Champaigne, 1650 
  1. Pretérito(Pasado), es todo aquello que ya ha ocurrido en un periodo y es retenido por la memoria. Al hablar del pasado siempre se hace referencia a la memoria de las sensaciones y eventos ocurridos en abstracción directa. Es decir ya lo viví y ahora lo recuerdo o quizá lo vivió alguien más y yo lo presencie y por eso lo recuerdo. 
  2. El presente, es completamente efímero y se desvanece enseguida, hablar del presente es virtualmente imposible ya que se actualiza constantemente y siempre hablamos en pasado, de un pasado inmediato que nos actualiza del acontecer. 
  3. El futuro,  se basa en el pasado haciendo uso de la memoria e involucra el deseo, lo que ha de venir siempre parte del deseo y de que el acontecer acomode las cosas para que este sea. De manera que es otro proceso de la mente tratando de entender el mundo.

Schopenhauer cambia el concepto de deseo y lo cambia por voluntad, este concepto de voluntad se aplica también a la permanencia del ser, es decir que la primera voluntad de la existencia es sobrevivir, prevalecer; es por eso que la representación que basa su estado en los sentidos, tiende a generar una sucesión de eventos de manera lógica y a esta construcción de eventos le llamamos tiempo.

Como en el caso de la realidad los eventos ocurren de manera ordenada debido a la cuádruple raíz del principio de razón suficiente, (tiempo, espacio, causalidad, razón lógica). Explico; en un partido de basquetbol no vemos primero la canasta, luego el sujeto lanzando y luego el marcador cambiando los dígitos. Nuestros ojos captan a los protagonistas de una manera comprensible y tienen una actualización bastante eficaz. Esto es el cerebro ordenando los eventos de manera lógica, un sujeto lanza un tiro, encesta y el marcador del partido cambia.

 Martín Heidegger en el libro “El Ser y el tiempo” establece una relación directa entre la existencia y el tiempo, el tiempo no se posee, los seres son tiempo (esto en una síntesis muy escueta). Heidegger establece una relación directa entre el ser y el tiempo.

La construcción global entre la existencia y el tiempo se establece en la memoria y el cerebro hace una interpretación. Es por esto que nosotros percibimos el tiempo en una línea recta, sin embargo pensemos un momento en la fantasía del viaje en el tiempo. 

En la película de 1985 Volver al futuro se explica de manera “científica” cómo funcionan los viajes en el tiempo, al igual que en en Avengers: End Game, pero analizemos de manera filosófica la explicación del film.

El primer problema de los viajes en el tiempo radica en asumir que los eventos pueden ser alterados y en el devenir todo estará predestinado, el doc explica que los viajes en el tiempo generan una línea alternativa del tiempo, estas ramificaciones podrían ser de manera infinita y en lugar de general una línea en el tiempo podría ser como las ramas de un árbol. 

Explicación del tiempo por Doctor Emmett Brown. Volver al futuro 1985

El segundo problema (punto para Heidegger) son las leyes de la materia, ya establecimos que el ser y el tiempo están relacionados por lo que la suspensión y movimiento en el tiempo generan un problema a las leyes de la física.

Aun si se pudieran romper las reglas de la física y establecer los viajes en el tiempo nunca habría una certeza de que al punto del tiempo que se viaja pertenece a la misma rama de eventos (predestinación compleja), por lo que el resultado de la alteración requiere que todos los eventos que se desencadenaron a raíz del viaje al pasado prevalezcan en el futuro. ¡Es una locura! la cantidad de variables entre los viajes sería estratosférica y no creo que sea de verdad cuantificable.

McFly nunca volvió a su línea de tiempo, en su línea de tiempo original simplemente desapareció y en una de esas ramificaciones todo ocurrió tal cual la película esperaba  y logró llegar a un tiempo similar. 

Ahora McFly altera los resultados de los eventos de manera que ni él ni el Doc son capaces de visualizar, puede que a raíz de  los viajes en el tiempo muchas personas perdieron la razón de sucesión de eventos y jamás nacieron, sin embargo es algo que la película no te dice porque está basada en la historia del Doc y Marty.

Seguimos en este supuesto de que el tiempo tiene una existencia independiente a la materia, de modo que al descartar que el tiempo existe sin sujeto los viajes en el tiempo son imposibles, como lo dijimos el ser está vinculado al tiempo y el tiempo se interpreta por la memoria, la voluntad y la representación instantánea del presente. 

El film sigue siendo de mis favoritos pero para términos prácticos no es posible….¡Maldito Doctor Emmett Brown!.

La realidad en relación con el juicio

La parte medular de este escrito es introducir a la epistemología, la epistemología es la rama de la filosofía que estudia el conocimiento ;ésta nace de una pregunta particular ¿Qué es conocimiento?  Primero establecimos que la realidad es convencional, después que el tiempo es una percepción de la mente que compartimos los seres humanos. Pero en el devenir diario hay un sin número de cosas que decimos saber pero ¿qué es una creencia y qué es el conocimiento? ¿es todo lo que creemos conocimiento?¿es el conocimiento todo lo que creemos?

Analizemos, la realidad abstraída por el cerebro es procesada y ordenada, aquellos eventos que vemos repetirse y que intuimos que pueden repetirse son considerados conocimiento. En una reducción al absurdo es una creencia, porque la confirmación viene cuando se manifiesta el fenómeno. Algunas de las cosas que creemos no son observables sino intuidas. Estas son cosas como la ética, la moral, la teología etc. Estas no tienen un referente físico sino que es “conceptual” e involucran a más de un fenómeno.

Hay una pregunta que nace de esta corriente de pensamiento y es si el “saber qué” es diferente al “saber hacer”, pero para entrar con esto en mayor profundidad lo haremos en una nota futura. 

Para diferenciar una creencia de un conocimiento, a pesar de ser en esencia lo mismo empleamos una discriminación según su validez, para ello empleamos el juicio. De la inmensa cantidad de fenómenos observables y de lo que hablamos con “certeza” sólo un puñado de elementos les llamamos conocimiento. 

El juicio es más o menos así. Para ser conocimiento debe ser una creencia verdadera justificada, para que sea una creencia verdadera justificada debe tener algo que lo respalde por lo que empleamos el juicio a esta justificación; esto nos lleva nuevamente a este ciclo infinito de justificaciones a las que se les tiene que implementar un juicio, y a ese juicio se le tiene que aplicar el mismo método hasta un nivel absurdo. véase:

  1. Para que una creencia verdadera justificada sea conocimiento la creencia tiene que tener algo que lo respalde.
  2. Para validar que el respaldo (el juicio es correcto) este debe tener una justificación
  3. Repetir el paso 1 en la justificación.

¿Qué le da respaldo a nuestro juicio? una creencia verdadera justificada, ¿que hace que una creencia sea justificada? El juicio; de manera que cuando hablamos un fenómeno al que consideramos conocimiento  es un ejercicio de juicio y justificación, ya probada ¿o no?

Vamos a un ejemplo claro de una creencia verdadera justificada a la que llamaríamos conocimiento y otra a la que no.

El crimen del padre Amaro. 2002 (El padre en la sierra)

Dos niños se enferman del mismo padecimiento, ambos tienen la misma complexión, talla y peso. El primer niño vive en la montaña, el segundo niño vive en la ciudad; los padres del primer niño llaman al cura del pueblo para orar por el niño, los padres del segundo niño lo llevan con el Dr. House. El cura del pueblo levanta una plegaria por el niño, el doctor le receta medicamentos al segundo niño.

Ambos niños mejoran, los padres del primer niño tienen la creencia justificada de que el niño sanó debido a la plegaria, los padres del segundo niño tienen la creencia justificada de que el medicamento sanó al niño.

Epistemológicamente ambos tienen creencias verdaderas justificadas, pero el juicio empleado ante la solución del problema no es el mismo en ambos casos. Juzgamos al caso del primer niño como inexacto pues la eficiencia de las oraciones no es observable, sin embargo en el caso del médico a través de estudios se demostraría que la medicina fue la que curó la enfermedad, y no es posible hacer lo mismo en el caso del primer niño.

En este punto dejé establecido el “pero”, a pesar de que en muchos casos no será necesario hacer más pruebas ya que, al ser un medicamento comprobado por los expertos, asumimos que es efectivo, eso le da la misma validez epistemológica a ambas creencias verdaderas justificadas.

¿Es esto así? Lo cierto es que para que consideremos que algo es conocimiento deberíamos tener la completa certeza de que los fenómenos son como nos dicen que es, incluso al realizar un trabajo nos piden tener fuentes y no puede ser algo que te inventes, de manera que las figuras de autoridad forman una parte integral de las ideas que puedes desarrollar y, estas requieren estar fundamentadas.

Por figuras de autoridad me refiero a autores reconocidos, filósofos, médicos, investigadores que tienen un nombre grande y de peso.

Cuando estábamos en la secundaria o en la preparatoria los profesores insistían en que una parte fundamental para la ciencia era la experimentación, los fenómenos al poder ser replicados nos dan la certeza de su veracidad. Pero no todo el tiempo vamos ejerciendo pruebas experimentales para comprobar resultados, dependemos de los otros y más aún de un sistema que garantiza la validez de los conocimientos, me refiero a que siempre debe tener un respaldo. En este sentido la fe y la ciencia comparten la misma problemática, que ambas son creencias verdaderas justificadas y muchas veces lo que decimos saber no es por experiencia sino por “mimesis”, osea imitación y repetición avalado por una figura de autoridad. 

A esta manera de argumentar se le conoce como una falacia, por eso los comerciales de pastas dentales y de shampoo para el cabello funcionan, “recomendado por odontólogos” etc. Las figuras de autoridad nos dicen que Dios existe y sin rechistar se implanta la idea y después ésta se vuelve creencia, pocos son los que realmente se preguntan “el ¿porqué? de las cosas y pueden argumentar válidamente. 

Empleamos más veces de lo que creemos la creencia verdadera justificada. Con esto no quiero decir que si te enfermas llames al cura, para mí es lógico que el sistema funciona por una razón, no podemos estar todos hyper especializados en todo, no podemos saberlo todo, pero por el contrario lo que pretende darnos el conocimiento son los fundamentos para futuros avances. 

Creo con firmeza que esas bases nos sirven para tener una mente crítica y sobre todo para poder diferenciar y escindir de conocimientos y pseudo conocimientos. Puedes aplicar esos juicios al homeópata, al médico, hasta el cura que no sabe el Salmo 23… XD.

Si llegaste hasta aquí y no te haz perdido en hora buena, vamos por buen camino, el objetivo es introducirlos a la filosofía de una manera amigable y a los expertos quizá abordar el tema desde otra perspectiva.

Soy A.X. el Filósofo  Xaire Maniacos

Recuerden darnos su opinión en la caja de comentarios

Y si no tienen mucho más que hacer nos pueden seguir en nuestras redes sociales, o agregarnos a discord para tirar las cervezas online. 

Referencias

  • San Agustín,1974, Confesiones , Biblioteca de Autores Cristianos, XI, XIV-XXI.
  • Arthur Schopenhauer, 1998,De la cuádruple raíz del principio de razón suficiente, Gredos.
  •   Martin HEIDEGGER, El ser y el tiempo, Fondo de Cultura Económica, México, 2002.
  • Arthur Schopenhauer, 2010, El mundo como Voluntad y representación, Gredos.
  • Arthur Schopenhauer, 2010, El mundo como voluntad y representación Vol 2: Complementos, Gredos.
  • Noah Lemos, 2007, An Introduction to the Theory of Knowledge, Cambridge University Press.
  • Roderick M. Chisholm, 1983, The Foundations of Knowing, University of Minnesota Press  Minneapolis.
A %d blogueros les gusta esto: